Guía de Manualidades y bricolaje

Cómo hacer aceite esencial de lavanda Artículo Publicado el 11.04.2013 por Javi

Los aceites esenciales son caros pero con esta técnica que ya usamos para elaborar aceite esencial de naranja podemos elaborar nuestro propio aceite esencial de lavanda. Este ingrediente de muchas recetas, velas, jabones, cremas y muchos otros productos lo podemos elaborar fácilmente en casa. En un fin de semana lo tendremos la preparación base lista y esperando la evaporación del alcohol.

Aceite esencial de lavanda 1

En realidad el aceite esencial de lavanda se obtiene tras un complejo proceso de destilación en el que se usa una especie de alambique, es un proceso que requiere tener las herramientas necesarias y además se trabaja con presiones altas. Puede ser peligroso si no se cuenta con el material adecuado. Nuestra receta es mucho más sencilla y aunque en realidad se trata de una tintura o infusión, obtendremos una solución con olor a lavanda aunque menos concentrada que con la destilación. Pero sólo hay que usar más cantidad y aún así nos saldrá mucho más barato.

Aceite esencial de lavanda 2

Materiales para el aceite de lavanda:

  • Flores de lavanda
  • Alcohol etílico, vodka barata por ejemplo
  • Mortero
  • Dos frascos limpios, uno con tapa
  • Filtros de café o tela fina

Usaremos las flores de lavanda, frescas o secas, los tallos también contienen sustancias aromáticas pero en más baja proporción. Colocaremos las flores en el mortero y las majaremos un poco para que suelten con mayor facilidad los principios aromáticos. Con las flores majadas rellenaremos el frasco con tapa, después añadiremos el vodka hasta llenar el frasco.

Aceite esencial de lavanda 3

Cerrraremos bien el frasco y lo dejaremos un par de días en un lugar soleado. Cuanto más tiempo estén las flores sumergidas en el alcohol mayor cantidad de aceite esencial liberarán. Agitaremos el frasco de vez en cuando durante el tiempo que las flores permanezcan en infusión.

Aceite esencial de lavanda 4

Transcurrido el tiempo de infusión pasaremos el alcohol a otro frasco, usaremos un filtro de café para que sólo pase el alcohol y cuanto más limpio mejor. Dejaremos el frasco abierto durante una semana para que el alcohol se evapore. Es mejor usar un frasco de cristal coloreado para que la luz no degrade el aceite esencial obtenido. Si vemos que aún quedan posos podemos realizar otro filtrado. Ya tenemos nuestro aceite esencial de lavanda listo para ser usado en las recetas que lo requieran.

Vía: condoblues.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (6)

  • Pingback: Bitacoras.com 11 de 04 de 2013 [..] [..]

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 11.04.2013 a las 19:22

    GRACIAS POR TANTOS CONSEJOS Y MANUALIDADES QUE COMPARTEN EN VERDAD SON FUNCIONALES! EN HORA BUENA! Y PASENLA DE MARAVILLAAAA!

  • Responder

    Bego Alba ha escrito el 12.04.2013 a las 12:04

    Muchisimas gracias por esta receta, tengo una planta de lavanda que es uno de los olores que más me gustan, así que voy a prepararlo como decís, gracias

  • Responder

    Nombre de Usuario ha escrito el 09.04.2016 a las 01:49

    Es la mejor receta que he encontrado pero quiero saber como se hace para hacerlo por destilación. Gracias

  • Responder

    Bernarda aPardo ha escrito el 16.10.2017 a las 23:32

    Gracias por tus enseñanzas y aportes. Muy sencilla su preparación

  • Responder

    Loreto Díaz Vergara ha escrito el 29.10.2017 a las 04:57

    Práctico y fácil de entender..felicitaciones!!