Guía de Manualidades y bricolaje

Macetas personalizadas con esmaltes de uñas Artículo Publicado el 25.07.2014 por Libelula

El cultivo de hierbas aromáticas en casa es una actividad sencilla que no requiere de grandes conocimientos de jardinería. Con muy poco tendrás tu selección de hierbas aromáticas preferidas en la ventana de tu cocina. Así podrás usarlas para tus confecciones gastronómicas y te aportarán sabor y frescura. Pero la parte decorativa no debe dejarse de lado y hemos pensado que si cultivas tus hierbas aromáticas en estas macetas decoradas quedarán mucho mejor en tu cocina.

Macetas con esmalte 1

Unas sencillas y tradicionales macetas de terracota decoradas con esmalte para uñas tomarán un efecto extraordinario. Esa combinación de tradición y modernidad, de rusticidad y sofisticación, harán que tu cultivo se convierta en elemento decorativo. Podrás disponer tus macetas en la terraza, la galería, el porche o en la cocina si es lo suficientemente luminosa para las plantas.

Macetas con esmalte 2

Materiales:

  • Macetas de terracota
  • Esmalte de uñas
  • Unos periódicos viejos
  • Semillas
  • Sustrato para plantas

Macetas con esmalte 3

Prepara tu zona de trabajo y protégela con los suficientes papeles de periódico o un plástico protector o cualquier otro método para no manchar nada. Coloca las macetas de terracota boca abajo y quítales el polvillo que las recubre habitualmente con un paño húmedo que no deje pelusas. Ahora vierte esmalte para uñas por el lateral de la maceta intentando formar ese efecto de goterón corrido que buscamos. Cuando ya tengas las macetas decoradas con el esmalte de uñas deja que éste seque completamente.

Macetas con esmalte 4

Cuando tengas las macetas listas, se haya secado el esmalte, rellénalas con sustrato de jardinería y siembra las semillas. Puedes usar semillas tradicionales de las que se venden en sobres o estos prácticos vasos biodegradables que contienen sustrato y semillas y que sólo has de colocar en la maceta y quitar la tapa.

Macetas con esmalte 5

Dispón las macetas en un lugar luminoso y riégalas según las necesidades de cada planta. Hasta la germinación y aparición de los primeros brotes hay que regar regularmente para que el sustrato nunca esté seco del todo. Puedes crear así un jardín de aromáticas muy práctico y decorativo para tu cocina.

Vía: henryhappened.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)