Guía de Manualidades y bricolaje

Mi nueva silla para la habitación de manualidades Artículo Publicado el 10.04.2017 por Libelula

¡Llegó el momento! La silla para mi habitación para manualidades ya está lista y la estoy disfrutando. Elegir un color y el estilo que quería para ella fue difícil, pero ya está aquí. Estilo con color pleno y un tono pastel para combinar con otros objetos de mi rincón crafter. Les contaré paso a paso como la renové ¡y espero que les guste!

Materiales:

  • Silla de madera
  • Base o fondo al agua
  • Pintura al agua de tu color favorito
  • Lijas al agua finas
  • Pincel o rodillo
  • Trapo limpio

¿Se acuerdan que hace un tiempo les mostré una silla que me había regalado mi media naranja para mi habitación para manualidades? Si no lo han visto es ésta que publiqué en mi cuenta de Instagram:

Ahora le llegó el tiempo de renovarla y darle mi toque personal. Se los contaré paso a paso para que, si quieren, puedan hacer lo mismo. Y lo que les contaré se aplica para hacerlo con otros muebles y objetos.

Lo primero que haremos será revisar en qué estado está la silla que vamos a trabajar. Como la que tenía yo estaba pintada la lijé bien y la limpié con un trapo húmedo y limpio. Es bueno quitar un poco de pintura y dejar bien la superficie a trabajar.

Cómo me gusta trabajar dentro de casa para evitar el polvo del lugar en el que vivo, las pinturas y productos al agua son ideales. No tienen olor y se pueden lavar con agua y jabón. Para esta silla quería un color pleno y que combinará con lo que ya tengo en mi craft room, por ello un amarillo pastel fue el elegido.

Comencé por aplicar una mano de la base o fondo universal al agua. Pueden darla a rodillo o pincel, es a gusto de ustedes y del acabado final que quieran lograr. Dejé que secará bien (teniendo en cuenta el tiempo indicado por el fabricante) y le di una nueva mano de lija fina para alisar la superficie antes de empezar a aplicar la pintura. No olviden limpiar bien la superficie.

Ahora ya podemos comenzar con la pintura. Le apliqué tres manos de pintura, lijando entre mano y mano y esperando el tiempo que indica el fabricante de la pintura. Es muy importante no apurarse ni pintar cuando no se debe. Cuando las tres manos de pintura ya están listas pueden darle una mano de laca protectora si lo desean.






Ya está lista… ¿fácil no? Si y el proceso es encantador y satisfactorio. En poco tiempo tendrán la silla lista y podrán usarla y lucirla donde deseen. En mi caso ya la tengo en mi rincón de manualidades, lista y combinando con otros muebles que reciclé con anterioridad. ¿Qué opinan? ¿Se animan?






Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (0)