Guía de Manualidades y bricolaje

Tableros de juegos con mantelitos individuales Artículo Publicado el 24.07.2017 por Libelula

¡A divertirse en estas vacaciones! Sea en casa, la playa, la piscina, en casa de unos amigos… los peques siempre pueden pasar un momento genial y tener juegos y juguetes DIY para disfrutar. Hay que pensar en ideas que puedan llevar a todas partes y que sea sencillo transladarlas. Y, como siempre les digo, si podemos reciclar y reutilizar objetos que tenemos en casa ¡mucho mejor! Esta vez les muestro una idea que pueden hacer con un material simple y que tienen en casa: un mantel individual. De tela o plástico, no importa cuál de ellos, podemos preparar tableros de juegos DIY divertidos y muy sencillos para nuestros peques. De un lado tendrán un clásico 3 en raya y del otro una pista para autitos súper fácil. ¡A jugar! Y siempre podrán llevarlos en sus bolsos y mochilas.

Materiales:

  • Mantel individual plástico o de tela
  • Pinturas acrílicas o para tela de colores
  • Pinceles
  • Cinta de pintor

Si van a hacer esta idea con un individual plástico usarán las pinturas acrílicas, pero si tienen un individual de tela no olviden usar pintura para tela 😉 Dibujaremos dos juegos, uno a cada lado del mantelito individual ¡será muy divertido! De un lado trazaremos un tablero para el clásico 3 en raya y del otro lado del individual dibujaremos una pista para autitos ¿comenzamos?

Tres en raya

Para poder dibujar el tablero para este clásico de la infancia al que todos hemos jugado alguna vez, marcaremos las líneas con la cinta de pintor. Pueden tener el ancho que deseen. Luego las pintaremos con los pinceles o esponja hasta cubrir bien la superficie. Dejamos secar y retiramos cuidadosamente las cintas. ¡Ha quedado precioso!



Como piezas para jugar pueden usar cuentas de madera, conchas marinas, piedritas u otros objetos que quieran los peques.



Pista para autitos

Vamos ahora con pista para los autitos. Aquí sólo necesitaremos un pincel fino y pinturas de colores. El diseño es a elección y hasta pueden dejar que los peques hagan el que ellos quiera. Pintamos la pista, combinado colores, y dejamos secar bien ¡pista lista!

Sólo resta buscar todos los autitos 🙂 En una bolsita de tela pueden poner todas las piezas y llevar el juego a la playa o la piscina. Es fácil de transportar y a los peques les va a encantar.




Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (0)