Guía de Manualidades y bricolaje

Un exfoliante natural: la sal Artículo Publicado el 22.05.2013 por Javi

Con este preparado que os proponemos aquí podréis realizar un tratamiento exfoliante para la piel con ingredientes totalmente naturales. Os ahorraréis una buena cantidad de dinero y además vuestra piel os lo agradecerá. Es muy fácil de elaborar, más que cualquier receta de cocina, sólo hay que mezclar unos pocos ingredientes, que seguro tenéis en la despensa, y tendréis preparado el tratamiento exfoliante. Luego una buena ducha y un baño relajante con sales y como si hubieras ido al mejor spa del mundo.

Sal como exfoliante 1

A continuación veremos los ingredientes y los elementos que precisaremos para crear nuestro exfoliante casero. Tras un tratamiento exfoliante con este preparado sentiréis vuestra piel de nuevo fresca y rejuvenecida.

Los ingredientes para este producto son:

  • 240 ml de sal
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 15 ml de pasta de vainilla o una vaina de vainilla
  • 45 ml de flores de lavanda

Sal como exfoliante 2

Colocamos en una batidora la sal, la lavanda y la vainilla, batimos un poco y después añadimos el aceite de oliva, damos unos toques más a la batidora y ya tendremos la mezcla preparada. Podemos hacer la mezcla a mano si no disponemos de batidora o procesador de alimentos, será un poco más costoso pero no nos irá mal un poco de ejercicio.

Sal como exfoliante 3

Envasaremos nuestra mezcla personal en un bote de cristal y para decorar la tapa del bote podemos usar creativos diseños con acuarelas y papel cortado en círculo. Incluso podemos elaborar una etiqueta, que decoraremos en el mismo estilo que la tapa, para acordarnos de qué es lo que tenemos en ese bote tan elegante. El modo de uso es muy simple, mojarse las manos y coger un poco de sal aromatizada, restregar por la zona a tratar y luego retirar con agua tibia.

Vía: blog.whimseybox.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)