Guía de Manualidades y bricolaje

Cómo hacer jabones artesanales en casa Artículo Publicado el 15.02.2012 por Maria

Para las personas que adoramos hacer manualidades, la realización de jabones artesanales es una de las actividades que nunca faltan en nuestra lista de manualidades a realizar. Y no hay nada mas satisfactorio que ir al baño y encontrarnos con aromatizantes jabones caseros que hemos realizado con nuestras propias manos. También son una buena opción para regalar a nuestros amigos y familiares y quizás preparar algunos especiales para entregar como souvenir en cumpleaños, bautismos, baby showers y hasta casamientos.
No crean que es una actividad muy difícil, cualquiera puede hacerla, con un poco de cuidado y prestando mucha atención a la recta y los pasos a seguir.

Sin más preámbulos, estos son los materiales que se necesitan para hacer jabones artesanales:

  • Glicerina para jabones transparente y sin olor.
  • Moldes para jabones (si no tienes, puedes usar cualquier recipiente).
  • Esencias aromáticas, las que más te gusten.
  • Colorantes alimenticios, en caso que desees que sean de colores.
  • Microondas, en lo posible.
  • Recipiente para microondas.
  • Cuchillo y cuchara.
  • Film o plástico para microondas.
  • Aceite vegetal.

Para comenzar a trabajar en los jabones artesanales, hay una tarea que debemos realizar antes que cualquier otra, y esa es cubrir todos los moldes con el aceite vegetal.

Paso seguido, ya podemos comenzar a trabajar en la preparación para los jabones. Debemos colocar la glicerina en el recipiente para microondas y cubrirlo con film o plástico, el que usualmente se utiliza cuando queremos cocinar algo al vapor en el microondas. Claro está que si no tienen microondas, pueden hacerlo en la cocina, en un recipiente que tenga en lo posible antiadherente. Colocamos en recipiente en el microondas hasta que se derrita la glicerina. Debemos cuidar que la misma no llegue a hervir, hay que vigilarla y controlar la potencia de las microondas a las que estamos calentando.

Al estar lista la glicerina, la retiramos del horno y quitamos el plástico. Es el momento de comenzar a agregarle todas las esencias y colorantes para darle vida a nuestro jabón. Las mismas dependen del gusto de cada uno y las posibilidades de combinación son innumerables.

De los colorantes debemos agregar sólo algunas gotas, dependiendo de la intensidad del color que busquemos será la cantidad de gotas. Pero si queremos apenas un tono, con unas dos o tres gotas estamos bien.

Mezclamos bien todo y cuando ha quedado una preparación homogénea en color y aroma estamos listos para pasarlos a los moldes. Para ello podemos hacerlo utilizando una cuchara o bien directamente del recipiente hacia los moldes. Si en el proceso de mezclado notan que la glicerina empieza a cortarse es bueno calentarla nuevamente hasta lograr que vuelva a ese estado líquido, pero siempre cuidando que no hierva.

Cuando ya pudieron colocar la mezcla en todos los moldes, sólo resta esperar a que enfríen para ya desmoldarlos.

Para su guardado, podemos colocarlos en un recipiente con tapa. O bien, si pensamos regalarlos, envolverlos en papel plástico transparente o de colores transparente y adornarlos con lazos.

Como ven en la fotografía, en este caso solo se le ha colocado un lazo pero se lo ha ubicado en una canasta de mimbre junto a una pequeña vela y flores naturales.

Espero que esta idea los/ las inspire y se animen a hacer en casa sus jabones artesanales. Yo ya he empezado!!!



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (2)

  • Responder

    Erika magaly nieto vieyra ha escrito el 19.12.2013 a las 00:33

    Es una idea muy padre, comenzare de inmediato gracias por la receta espero recibir nuevas recetas.