Guía de Manualidades y bricolaje

Dale un nuevo estilo a las puertas Artículo Publicado el 17.04.2014 por Javi

Una forma de renovar por completo una puerta es tapizándola. Antaño era una opción muy usada en decoración pero como todas estas cosas de la moda parece que quiere volver. Cuando tenemos una puerta muy deteriorada y por el motivo que sea no queremos o no podemos cambiarla, tapizarla es la forma más fácil y de mejor resultado para una total transformación.

Puerta renovada 1

Todos los defectos y desperfectos que pueda tener la puerta quedarán completamente ocultos tras el tapizado y nuestra puerta tendrá una vuelta a la vida con gran dignidad, porte y elegancia.

Materiales:

  • 3 metros de fieltro
  • 3 metros de vinilo o tela
  • Pegamento
  • Adhesivo en spray
  • Tijeras
  • Cúter
  • Tachuela contínua y tachuelas a juego
  • Martillo
  • Pintura de látex
  • Pincel
  • Cinta de carrocero
  • Regla

Puerta renovada 2

Para empezar a tapizar nuestra puerta deberemos desmontarla, generalmente sólo hay que quitar los pasadores de las bisagras para ello o quitar los tornillos de una de las alas de las bisagras. Cortaremos dos trozos de fieltro unos dos centímetros menores que el frontal de la puerta. Pulverizamos adhesivo en spray sobre la puerta y pegamos el primer trozo de fieltro en la puerta, pulverizamos adhesivo sobre éste trozo de fieltro y pegamos el siguiente encima. Tenemos así la base acolchada para nuestro tapizado.

Ahora seguimos con el vinilo, éste debe ser unos cinco centímetros mayor que el frontal de la puerta en todo su contorno. Aplicamos pegamento en los cantos de la puerta y pegamos el vinilo o la tela que queramos usar para tapizar la puerta.

Dibujamos un patrón sobre el vinilo para la decoración con la tachuela contínua, para ello usaremos la cinta de carrocero. Colocamos ésta clavando las tachuelas en los huecos que encontraremos en la tachuela contínua. Cada cinco cabezas de tachuela de la tira encontraremos un orificio para clavar una tachuela con punta.

Puerta renovada 3

De no encontrar este elemento puedes usar tachuelas como se ha hecho toda la vida, es bastante más laborioso pero te quedará de fábula.

Puerta renovada 4

Finalmente recortamos el exceso de vinilo que sobresale de la puerta y ya tenemos lista la puerta para montarla de nuevo en el marco. Un proyecto interesante y más fácil de lo que parece.

Vía: designsponge.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)