Guía de Manualidades y bricolaje

Decorativa caja para guardar el mando a distancia Artículo Publicado el 07.05.2013 por Javi

Los mandos a distancia se han convertido en un elemento indispensable, cualquier aparato electrónico está dotado de su correspondiente mando a distancia. Ello comporta que en la sala de estar, sobre la mesa de centro tengamos una exposición permanente de estos adminículos nada decorativos, funcionales sí por supuesto pero como artículos decorativos tienen bien poco. Nos afean nuestra trabajada decoración así que hemos de buscar una solución para poder disimular estos aparatos. A continuación os presentamos una forma muy decorativa de tener guardados estos artículos y además con la ventaja de que siempre los tendremos localizados.

Libro para guardar el mando a distancia 1

Algo tan simple como crearles un lugar de almacenamiento a partir de un libro viejo, un poco de pulso con el cúter y una cinta de tela pegada con un poco de pegamento.

Materiales para esta idea:

  • Un libro viejo de tapas duras
  • Pistola de pegamento caliente
  • Cúter
  • Tijeras
  • Cinta de tela
  • Pegamento escolar o cola blanca
  • Un pincel

Pegamos la primera hoja del libro a la tapa superior del mismo, con el pincel extenderemos una capa de cola entre las dos superficies, cerramos el libro y apretamos durante 10-20 segundos. Abrimos el libro y seguimos la labor de pegado del resto de hojas, lo haremos pasando el pincel con cola por los bordes de las hojas del libro. Cuando ya tengamos todo el libro encolado le pondremos un peso encima y dejaremos secar una hora. A continuación abrimos el libro y tras marcar la forma del mando con un lápiz procedemos a recortar las hojas del libro, hemos de crear un hueco donde introducir el mando, para poder sacarlo sin dificultad haremos el hueco unos centímetros mayor que el propio mando tanto de largo como de ancho. Cuando ya tengamos el hueco suficientemente profundo para que el mando quede oculto pegaremos un trozo de cinta de tela con pegamento caliente, la cinta nos ayudará a sacar el mando cuando lo necesitemos. Tendremos lista nuestra caja-libro para guardar el mando, podemos hacer una para cada mando que tengamos. Colocadas sobre la mesa de centro de la sala de estar quedarán muy decorativas.

Vía: countryliving.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)