Guía de Manualidades y bricolaje

Enmarcar unas cabezas reducidas para Halloween Artículo Publicado el 06.10.2012 por Javi

Hemos de preparar la decoración de Halloween y os traemos este magnífico trabajo para completar la decoración de la casa cara a esta celebración. Son unas calaveras reducidas que enmarcadas quedarán terroríficas en nuestra casa. Seguimos en la línea de presentaros proyectos para esta celebración un poco diferentes, alejados de los tópicos demasiado trillados.

Enmarcar unas cabezas reducidas para Halloween 1

Los materiales con los que haremos estas originales cabezas reducidas son los siguientes:

  • Arcilla.
  • Spray con agua, para humedecer la arcilla.
  • Espátula par modelar.
  • Alambre negro.
  • Espuma.
  • Pinceles.
  • Pintura blanca y negra.
  • Liberador de flujo acrílico.
  • Acabado craquelado en dos pasos.
  • Pegamento.
  • Caja de cartulina blanca del tamaño del marco, con una profundidad de unos 5 cm.

Moldeamos las cabezas con la arcilla, cortamos un segmento de alambre de unos 15 cm y lo insertamos en la parte trasera de la cabeza, clavamos el alambre sobre la espuma. Los sombreritos se moldean igualmente con arcilla. Con alambre los clavamos sobre la espuma igual que hemos hecho con las cabezas.

Enmarcar unas cabezas reducidas para Halloween 2

Cuando ya tengamos la arcilla seca procedemos al pintado de las cabezas, en color blanco antiguo. Las dejamos secar y a continuación pintamos la nariz en rojo. Pintamos los sombreros de color negro. Cuando sequen las pinturas, separamos los sombreros de los alambres y los pegamos a las cabezas con pegamento epoxy. Después  aplicaremos el primer paso del acabado craquelado, dejaremos secar y daremos el segundo paso. Dejamos secar toda la noche. Al día siguiente mezclamos un poco de pintura blanca con pintura negra para obtener el color que queramos aplicar a las grietas, añadimos el liberador de flujo acrílico, es un aditivo surfactante para que la pintura se vuelva más fluida, hasta conseguir que la pintura sea más líquida. Aplicamos esta mezcla con un pincel y con el dedo repasamos sobre las grietas, a continuación limpiamos el exceso con un trapo de algodón. Pasamos un trapo humedecido, la mezcla ha de quedar sólo en las grietas. Les daremos dos capas de barniz de poliuretano para el acabado final.

Preparamos la caja, detrás le pegamos la placa de espuma. Cortamos los alambres a unos 2.5 cm de las cabezas y montamos éstas en la caja, perforamos dos agujeros e insertamos los alambres en la espuma. Acto seguido montamos el marco y listo.



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)