Guía de Manualidades y bricolaje

Mascarilla facial con banana y avocado Artículo Publicado el 26.07.2014 por Javi

En cualquier estación del año nuestra piel precisa, por unos motivos u otros, de un plus de hidratación. En verano por el sol y el calor, en invierno por el frío y el viento helador y el resto del año siempre hay alguna circunstancia que hace que nuestra piel precise un poco más de hidratación. Con esta mascarilla facial te asegurarás un excelente tratamiento rehidratante para tu piel dañada.

Mascarilla de banana y palta 1

Esta mascarilla está repleta de vitaminas y minerales esenciales que harán que hasta la piel más seca y sensible se recupere de cualquier agresión. Aunque también hemos de pensar en la prevención, un tratamiento preventivo es en ocasiones la mejor cura.

Ingredientes:

  • 1/2 aguacate fresco y maduro
  • 1/2 banana o plátano, fresca y madura
  • 3 cucharadas de caolín
  • 2 cucharadas de jugo de aloe
  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 3-5 gotas de aceite esencial de lavanda u otro
  • un recipiente para mezclar los ingredientes
  • una batidora o procesador de alimentos

Mascarilla de banana y palta 2

Coloque las frutas troceadas en el vaso de la batidora. El aguacate es rico en vitaminas A y E, potasio y grasas no saturadas. El plátano o banana a su vez son ricos también en vitamina A y potasio. Añadiremos el jugo de aloe y el aceite de almendras dulces y pondremos en marcha el aparato para triturar bien todos los ingredientes.

Mascarilla de banana y palta 3

Vertemos el triturado en un recipiente y agregamos las gotas de aceite esencial elegido, aunque podemos no añadirle ninguno si no nos convence. Vertemos el caolín y mezclamos bien con el triturado de frutas. Con todos los ingredientes ligados podremos proceder al uso inmediato de la mascarilla. Lo haremos de la forma habitual, extenderemos sobre la piel limpia y dejaremos actuar durante unos 10 minutos. No hay que dejar que la mascarilla se seque en la cara. Retiraremos la misma con abundante agua tibia usaremos nuestra crema hidratante habitual. El tratamiento se puede realizar una o dos veces por semana. El sobrante lo puedes guardar en un recipiente hermético en el frigorífico, puedes guardarlo una o dos semanas como máximo.

Vía: crafts.tutsplus.com



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (1)