Guía de Manualidades y bricolaje

Tarjeta especial para regalar ¡jugando con gelatos! Artículo Publicado el 01.09.2018 por Libelula

Hay materiales que me gustan más que otros, y sin duda, algunos nuevos pueden sorprenderme por completo. Después de mucho tiempo de tenerlos en casa y de probar muchas cosas antes de animarme a traerles un nuevo DIY ¡llegó el día! Hoy les tengo una tarjeta súper especial para regalar y donde les muestro una idea inicial para trabajar con gelatos. Esas barritas de pigmentos suaves y cremosas que podemos conseguir en las tiendas y de las que podemos enamorarnos y jugar ¿comenzamos?

Materiales utilizados:

  • Base para tarjeta
  • Papel de 300 gramos para trabajar con gelatos y gesso
  • Gesso (blanco o traslúcido)
  • Pincel
  • Gelatos o similares de 4 colores
  • Tinta negra
  • Sello
  • Base metacrilato acrílico
  • Foam adhesivo
  • Cinta adhesiva doble faz

Herramientas utilizadas:

  • Pistola de calor
  • Máquina de coser (opcional)
  • Tijeras

Tenía que probar estos nuevos sellos que me envió Tam y algunos de los gelatos que había comprado hace un tiempo. Y esta idea fue perfecta para ello. Pueden usar gesso blanco o transparente o traslúcido. Yo sólo tenía blanco en este momento y opté por usarlo 😉

Prepararen una base para tarjeta, de los tamaños clásicos o del que ustedes quieran (pero que sea de buen gramaje). Y busquen un trozo de papel (de iguales dimensiones que la tarjeta) de buen gramaje y apto para trabajar con la clase de materiales que usaremos aquí. Yo usé uno de 300 gramos y para acuarelas.

Preparamos todos los materiales y ¡comenzamos! Lo primero será darle una base de gesso al papel antes de trabajar con gelatos. Que quede bien pareja y cubra toda la superficie y sequen bien con la pistola de calor.


¡Ahora viene el paso más divertido! Porque, la verdad, trabajar con los gelatos es como volver a la infancia 🙂 Elegí 4 colores (de un kit de colores que compré) y comencé a pintar franjas en el papel en todos ellos.


Una vez que ya estaban todos los colores listos, con los dedos vamos difuminando los colores sobre la superficie. Hacerlo con una mano de gesso previamente hará que quede más cubierto y parejo. Pero pueden hacerlo sin necesidad de la base de gesso e incluso, usando agua.

De ser necesario, pueden pintar más y seguir difuminando los colores.


Dejamos las bases de tarjeta que preparamos de lado y nos ocupamos de la frase para estampar. Utilicé un trozo de papel, tinta negra y la base de metacrilato acrílico para los sellos de goma. Lo bueno de ellas es que vemos detalladamente lo que estamos estampando.

Con la pieza de papel estampada, pueden cortar la frase con tijeras o cúter, o bien trabajar con algunos dies y darle un diseño extra. Yo aproveché que tenía mi Big Shot de Sizzix a mano y un die de Lawn Fawn de bordes punteados como costura y le di ese detalle extra ¡me encanta!


Volvamos a la tarjeta. Tenemos dos opciones para ella: 1- sólo difuminar los colores e incorporar el sello, 2- difuminar los colores y añadir costura (a mano o con máquina de coser). Preparé los dos modelos para que vean cómo queda cada uno. Claro que añadir la costura llevará un poco más de tiempo, pero el resultado final vale la pena. Verán que usé mi máquina de coser, tengo una Brother CE5500 y nunca he tenido problemas para trabajar con papel, sin importar que se trate de uno de tan buen gramaje como éste.


Con las bases ya listas, añadimos las frases que preparamos previamente. Pueden hacerlo con foam adhesivo y así generar una capa más en la tarjeta y que cada cosa en ella se luzca por completo.

Es una idea muy sencilla y bonita para hacer y regalar ¡van a sorprender con ella! Y también, es una idea para trabajar con los más pequeños y que comiencen a disfrutar y aprender de esta clase de materiales 😉




Sellos: kit sellos & stencil Color Splash By Recollections
Tinta: Versafine color negro



Otras manualidades que pueden interesarte

Escribir Comentario Comentarios (0)