Un auténtico faro en una botella… ¡con luz!

Esta manualidad es increíble. Pasaremos de convertir una botella de agua anodina a un fantástico faro con iluminación de verdad. La idea va a seducir a los más peques, pero también a los adultos, que ya veo venir unos cuantos faros-lámparas en todas las habitaciones. Lo mejor de todo es que es muy sencillo. ¿Quieres hacerlo? ¡Vamos allá!

Faro con una botella plástica

Para hacer el faro necesitarás:

  • Una botella grande de agua.
  • Cúter.
  • Cola.
  • Papel de aluminio.
  • Pintura acrílica roja.
  • Cinta adhesiva negra.
  • Plastilina.
  • Una linterna.
  • Papel de espuma o goma eva de color blanco.
  • Cinta adhesiva transparente.

En primer lugar, cortamos la botella en dos con ayuda de un cúter. La incisión debe hacerse un poco más arriba de la mitad, pero no mucho. Damos la vuelta a la parte en la que queda el tapón y vertimos un buen chorro de cola blanca. Luego añadimos el papel de aluminio en forma de círculo con el diámetro de la botella, como si quisiéramos crearle una especie de suelo. Dejamos que el pegamento se seque.

A continuación, pintamos la parte superior de la botella con la pintura roja. Damos una capa, dejamos que se seque y damos otra. Otra vez dejamos que se seque. Cuando la pintura está seca, aplicamos tres tiras de cinta adhesiva de color negro con función decorativa. Las tres deben ser equidistantes en la medida de lo posible.

Faro con una botella plástica 1
Paso a paso

En la otra parte de la botella, introducimos una pelota generosa de plastilina. Luego situamos encima la linterna y aplastamos para que penetre en la plastilina y se quede fija. Podemos acercar el interruptor de la linterna a uno de los bordes, ya que eso facilitará acceder a él. Lo siguiente que debemos hacer es cortar con el cúter o las tijeras un hueco frente al interruptor, para que se pueda tocar. Es como hacer una ventana.

Después de eso, rodeamos la botella con la goma eva o el papel de espuma asegurándonos de que toda esa mitad queda cubierta y que está ligeramente por encima de la linterna. Antes de sellarla con la cinta aislante transparente, hay que marcar en qué lugar se encuentra el interruptor, ¡o lo tapiaremos! Para eso extendemos el material en una superficie plana y ponemos la botella encima. Con un lápiz, podemos trazar las líneas y a continuación se recortaría el rectángulo sin problemas.

Una vez fijado el papel espuma, solo tenemos que poner la parte superior de la botella y rodearla con cinta adhesiva de color negro al papel de espuma. Es más sencillo de lo que parece, palabra.

Se puede decorar el interruptor para que no quede tan expuesto, aunque hay que tener cuidado con el material que se usa.

2 comentarios

Responder a Nombre de Usuario Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

guiademanualidades-celes-26

Sobre mí

¡Hola! Soy Celes, el alma creativa tras “Guía de Manualidades”, un mundo de color, arcoíris y confeti. Gracias por estar por aquí y por permitirme compartir contigo todo aquello que me gusta y me apasiona hacer. Te invito a descubrir un mundo de creatividad infinita y darle vida a aquello que sueñas…

Categorías

Últimos Posts

Sígueme

Compartir: