Lámpara esponja

Este proyecto que os presentamos es muy simple en su desarrollo pero de gran creatividad en su ideación. A veces con unos pasos muy sencillos se consiguen cosas que cuando las ves te quedas maravillado. Es lo que ocurre con esta lámpara, cuando la ves te cuesta ver realmente lo que es. Sí reconoces una esponja, y piensas que es una esponja de verdad. Pero no, es algo tan vulgar como cinta de pintor.

El impacto visual es extraordinario, parece una esponja marina de verdad. Y su realización es simple y repetitiva. Sólo está hecha con cinta de pintor enrollada y una bombilla.

El material que se precisa es muy básico:

  • Una hoja de acetato para que la cinta no se nos pegue en la superficie de trabajo.
  • Rotulador.
  • Tijeras.
  • Rollo de cinta de pintor.
  • Portalámparas.
  • Bombilla.
  • Trozo de tubo de cartón para la base.

Primero montamos el portalámparas en el trozo de tubo de cartón para crear la base de la lámpara. Le preparamos una escotadura por donde pasar el cable y unas muescas para encajar el portalámparas.

En la hoja de acetato trazamos un círculo, podemos usar un plato como plantilla o hacerlo a mano alzada. No importa si no queda un círculo perfecto, el aspecto será más orgánico.

Comenzamos la parte más entretenida, cortaremos trozos de cinta adhesiva y los enrollaremos formando canutillos con la parte adhesiva hacia fuera. Los iremos pegando siguiendo el círculo que hemos hecho en la hoja de acetato.

Vamos siguiendo la línea y luego otra capa encima, hay que ir subiendo hasta que tengamos la forma que queremos. En el interior hemos de dejar suficiente espacio libre para que el calor de la lámpara no queme la cinta adhesiva. Con unos cinco o seis centímetros será suficiente, pero la lámpara cuanta menos potencia tenga mejor. Podríamos usar una bombilla de leds ya que se calienta mucho menos.

Continuamos apilando canutillos de cinta y la esponja irá tomando forma poco a poco. La esfera se hace en dos etapas, primero la parte superior, la cual cerraremos en cúpula,  luego le daremos la vuelta para seguir la parte inferior de la esfera en la que dejaremos una boca para colocar el portalámparas.

Seguimos pegando los canutillos de cinta hasta dejar una apertura suficiente para que quepa el portalámparas. Ya estará hecha la pantalla de la lámpara- esponja. Sólo restará colocarla sobre el portalámparas.

El efecto decorativo es espectacular, otra cosa serán los aspectos prácticos del diseño. Una bola enorme de cinta adhesiva será un imán para el polvo. Pero en fin, se trata más bien de un ejercicio sobre la posibilidad de crear formas orgánicas a partir de elementos industriales que de hacer una lámpara práctica y fácil de limpiar.

Vía: designsponge

2 comentarios

  1. Si le aplicas barniz en spray le tapas el pegamento exterior de la cinta, despues bastara con pasarle la aspiradora o usar un secador con aire frio para quitar el polvo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

guiademanualidades-celes-26

Sobre mí

¡Hola! Soy Celes, el alma creativa tras “Guía de Manualidades”, un mundo de color, arcoíris y confeti. Gracias por estar por aquí y por permitirme compartir contigo todo aquello que me gusta y me apasiona hacer. Te invito a descubrir un mundo de creatividad infinita y darle vida a aquello que sueñas…

Categorías

Últimos Posts

Sígueme

Compartir: