Haz tus propias pastillas desodorizantes

Vamos a seguir con nuestros aportes para elaborar productos de limpieza en casa. Hoy os presentamos la manera de elaborar pastillas desodorizantes a partir de bicarbonato sódico y algún ingrediente más, pocos, porque estas pastillas llevan pocos ingredientes pero son muy efectivas y limpias. Son además muy saludables, no llevan ningún ingrediente peligroso, y amigables con el medio ambiente.

Pastillas desodorizantes caseras 1

Las pastillas desodorizantes son ideales para colocarlas en el cubo de basura y en lugares donde haya mucha humedad. Son tan fáciles de hacer y tan efectivas que seguro que luego les encontraremos mil y una utilidades.

La lista de materiales que precisamos para elaborar las pastillas desodorizantes es tan corta como esto:

  • Bicarbonato sódico.
  • Aceite esencial, el que prefiramos.
  • Agua destilada.
  • Un molde de cubitos de hielo.

Pastillas desodorizantes caseras 3

Colocamos en un recipiente, un bol o una ensaladera, dos tazas de bicarbonato sódico y llenamos una taza de agua destilada, también puede ser agua potable hervida, diluimos unas gotas de aceite esencial en la taza de agua. Añadimos el agua al bicarbonato y removemos con una cuchara. Nos ha de quedar una pasta espesa, si nos parece demasiado espesa podemos añadir un poco más de agua. Si nos pasamos con el agua le podemos echar un poco más de bicarbonato sódico.

Pastillas desodorizantes caseras 4

Cuando tengamos la pasta al punto, rellenamos el molde de silicona, en esta ocasión se eligió uno con formas de flores. Muy adecuado a la ocasión. Lo dejaremos reposando y secando durante 24 o 48 horas hasta que endurezca, ello dependerá del clima más o menos seco de nuestro lugar de residencia.

Pastillas desodorizantes caseras 5

En cuanto haya solidificado la mezcla podemos proceder a desmoldar nuestras pastillas desodorizadoras. Las podemos guardar en un tarro de cristal hermético para preservarlas de la humedad antes de su uso.

Pastillas desodorizantes caseras 6

Ya tenemos nuestras pastillas desodorizantes, son fáciles ¿a que sí? ahora a distribuirlas por esos lugares de la casa donde nuestra nariz se arruga al percibir un olor desagradable. Son muy prácticas en los cubos de basura, en el cuarto de baño, tras la taza, debajo de los fregaderos… y un largo etcétera. Y cuando ya vemos que ha perdido casi todo su aroma, podemos añadir la pastilla a una carga de ropa de la lavadora, ayudará a desodorizar la ropa también.

Vía: onegoodthingbyjillee

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

guiademanualidades-celes-26

Sobre mí

¡Hola! Soy Celes, el alma creativa tras “Guía de Manualidades”, un mundo de color, arcoíris y confeti. Gracias por estar por aquí y por permitirme compartir contigo todo aquello que me gusta y me apasiona hacer. Te invito a descubrir un mundo de creatividad infinita y darle vida a aquello que sueñas…

Categorías

Últimos Posts

Sígueme

Compartir: